Meritxell Vila

Montebro Premium Wineries es uno de esos proyectos que los enólogos siempre esperamos que se puedan realizar. Un sueño, que en nuestro caso, se fundamenta en dos particularidades muy especiales: en primer lugar, haber podido elaborar un vino sin complejos ni condicionantes, recogiendo las mejores uvas de cada viñedo y, en segundo lugar, el papel determinante que ha tenido nuestro equipo en la propuesta creativa. Sí, en este caso hablamos de proceso creativo porque en este proyecto es del todo protagonista, y permite reivindicar la figura y el papel que los enólogos tenemos en estas iniciativas. Montebro Premium Wineries supone la culminación de nuestro trabajo  y uno nuevo impulso de cara a continuar aportando nuestra experiencia al mundo del vino.

 

Josep Mª Vaquer

Estos vinos de gama alta, elaborados a partir de uvas de viñas viejas, se han basado en unos controles exhaustivos de maduración continuados desde la maduración fenólica con la finalidad de poder conseguir su máxima extracción. Los rigurosos controles de temperatura durante la fermentación nos han permitido mantener la tipicidad aromática propia de las diferentes variedades de uva, con unos vinos concentrados, con gran cuerpo y muy equilibrados.

 

Ivanka Gasco

También estamos contentos porque durante esta aventura hemos tenido la posibilidad de disponer de una uva que expresa lo mejor de cada territorio y haber colaborado en incrementar el valor intrínseco de cada una de las zonas con las que trabajamos. Debemos destacar el trabajo realizado por los payeses que viven cada día entre viñedos y que sin su pasión por la tierra no habríamos conseguido disponer de una excelente materia prima como esta. Esto es la clave de los vinos que elaboramos en Montebro Premium Wineries. A todas las generaciones que han mantenido viva la llama de los viñedos, nuestro más absoluto agradecimiento por su dedicación.